miércoles, 31 de mayo de 2017

Reseña "Moriré besando a Simon Snow" - Rainbow Rowell

Información 

Titulo Original: Carry on
Autor: Rainbow Rowell
Editorial: Alfaguara
Género: Narrativa Juvenil
Cubierta: Tapa Blanda
ISBN: 9788420483948
Páginas: 544


Sinopsis

Moriré besando a Simon Snow es una historia de amor, profecías, fantasmas y misterio. 
Tiene todo lo que esperamos de un libro de Rainbow Rowell... 
pero con bastantes más monstruos. 

Simon Snow es el mago más poderoso del mundo, tiene diecisiete años y es el Elegido, el único que puede salvar su mundo.
La verdad: Simon es el peor Elegido que nadie podría haber elegido. Al menos eso es lo que dice Baz, su némesis. Y Baz será malvado y un vampiro y gilipollas, pero aquí tiene razón. La mayor parte del tiempo, Simon ni siquiera puede controlar su magia, ¿y tiene que salvar el mundo?


Opinión 

Antes de centrarme en la reseña, es necesario que explique el origen de esta novela. Rainbow Rowell tiene un libro llamado Fangirl donde hay una chica un tanto freak a la que le fascina escribir fanfics. Sus relatos se basan en un personaje de ficción llamado Simon Snow que un joven mago. Es por ello que la autora intercalaba entre sus capítulos varios fragmentos de estos relatos. Asi que tiempo después decidió darle sentido y vida a los personajes que aparecían en un libro independiente al que llamó Carry On o Moriré besando a Simon Snow, que es como lo han querido llamar en español,

He tenido el problema de que Moriré besando a Simon Snow no se encontraba traducido al castellano hasta hace relativamente poco y yo, sinceramente, no me manejo muy bien con el inglés y prefiero disfrutar leyendo libros en mi idioma sin que me cueste un trabajo adicional traducirlo en el proceso.

Comencemos mencionando que la autora es fan de la saga de Harry Potter al igual que yo, de ahí que estemos ante un fanfic del niño de la cicatriz con forma de rayo. Tenía mucha curiosidad por saber cómo la autora iba a reinventar el mundo de J.K. Rowling. Y pese a que estemos ante una especie de parodia, donde todo parecía similar sin ninguna novedad, el experimento, a mi juicio, le salió bien.


Rowell consigue que desde los primeros capítulos te olvides de tus prejuicios y reservas, y entre pasajes de risas y frustraciones, construye personajes únicos e historias entrañables, Hablemos de ellos:

-En primer lugar tenemos a Simon Snow, que es el protagonista de la historia. Nos lo presenta como un niño huérfano que desconoce su pasado y por tanto, tampoco de su familia, y es considerado el mago más poderoso de todos los tiempos según una profecía.

-Por otro lado está el director de la escuela mágica de Watford (vamos, Hogwarts), que se hace llamar El Hechicero y que es el tutor de Simon, ya que el chaval no tiene a nadie más a quien acudir (o sea, Albus Dumbledore)

-El villano de la historia es el insidioso Humdrum, que a priori, representaría a Lord Voldemort.

-Tenemos a Penélope "Penny" Bunce, que es una chica feminista muy inteligente, con muy buenas notas (la primera de clase), que conoce muy bien el mundo de la magia y es toda una experta a la hora de realizar hechizos. Sí, en efecto, una Hermione Granger.

-A Agatha Wellbelove, que si en un momento la creí identificar por su belleza y elegancia con Fleur Delacour, enseguida me di cuenta que estaba más cerca de Penélope Clearwater. De lo más repelente y exasperante.

-También a Tyrannus Basilton "Baz" Pitch, que vendría a ser Draco Malfoy en la historia de Simon, pero con unos toques que los diferencia al uno del otro. Básicamente es su compañero de cuarto que le hace la vida imposible y esta buscando el momento propicio para acabar con su existencia.

-Está la cabrera Ebb, que fue ex alumna de Hogwarts y que recuerda mucho al guardabosques Rubeus Hagrid.

La historia se centra en el ultimo curso de Simon en Watford, quien regresa después de pasar el verano en un centro de menores (ya que el Hechicero prefiere que se relacione con los normales y además, estará a salvo allí frente a cualquier amenaza que atente contra él).

Ya en la escuela de magia se reencuentra con Penny, su mejor amiga, a la que llevaba mucho tiempo sin ver y a la que echaba de menos; y también se cruza con Agatha, su supuesta novia, con la que no sabe en que situación están (al final del curso pasado sucedieron unas cosas "extrañas" y llevan todo el verano sin saber nada el uno del otro).
Pasan los días, las semanas y Bazz sigue sin dar señales de vida, y Simon aunque lo odia a muerte, al mismo tiempo se preocupa porque no sabe donde está o en qué anda metido, ya que sospecha que seguro que es algo contra él o que conspira contra la hegemonía del Hechicero en Watford. Está convencido de que es un vampiro, lo sabe, pero no tiene pruebas para demostrarlo y que le echen de la escuela o le tengan a mil kilómetros lejos de él.


Hay tres cosas que me han llamado mucho la atención:

-la primera, es que Simon es una especie de anti-heroe. Pese a ser el mago más poderoso de todos los tiempos, no controla su magia. Tal es el punto que cuando la usa, hace que todo arda a su alrededor, literalmente, de ahí que lo haga en contadas ocasiones o cuando su vida dependa de ella.
El mérito de sus acciones se lo debe en gran medida a sus amigos. Algo que nos enseña que los triunfos del héroe dependan tanto en el amor de las personas que lo rodean.

-la segunda, que los capítulos alternan puntos de vista de cada uno de los personajes. Esta técnica ayuda y logra que empaticemos mejor con ellos. Y digo esto porque Simon (aunque sea el protagonista) no se trata, ni de lejos, de mi personaje favorito de la historia: no hay nada heróico o alucinante en él, solo piensa en comer a todas horas. Y sí, porque me quedo con Bazz, el anti-antagonista: un Darcy en Orgullo y Perjuicio, un cordero con piel de lobo, el típico malo, distante y frío, que hace suspirar. Una vez que entro en escena, me quedé totalmente enganchado al libro.

-Y la última, pero no menos importante, los hechizos. No hay nomenclatura latina ni son complicados de memorizar. Son frases hechas, dichos populares, o rimas, tipo: "Más leña al fuego" para avivar una hoguera, lo que da un toque más personal u original.
Incluso en este mundo a la gente no mágica se la llama "los normales" y no "muggles"; las varitas no son el objeto canalizador de magia, sino cualquier objeto como un anillo o una hebilla de pantalón e incluso se ahonda más en el tema de los vampiros.

Lo que más me ha gustado no es que se base en Harry Potter, sino en la historia de amor que recoge (entre otras cosas como aventura, intriga...), una de las más bonitas que he leído. El capítulo 61 sin ir mas lejos, es precioso.

Rainbow Rowell no pretende con su libro que sea el nuevo Harry Potter aunque se parezca mucho, sino que va más allá. Ahonda temas en los que Rowling nunca se había adentrado: el sexo, la homosexualidad, el miedo al fracaso, las segundas oportunidades…

Al principio no tenía muy claro si estaba ante una versión más adulta de un libro "para niños", pero al cabo de varios capítulos acabé acostumbrándome al tono y terminé disfrutándolo como si estuviera leyendo Harry Potter por primera vez,

Asi que si te gusta Harry Potter, atrévete a empezar Moriré besando a Simon Snow. En este universo mágico, Harry y Simon son compatibles, es más, hasta si me lo permites, complementarios. Te sumergirás en un redescubrimiento del mundo de Rowling pero desde una perspectiva completamente diferente, que si bien "tomas" la saga desde el final, enseguida te identificarás con esos personajes con los que has crecido desde pequeño mientras aflora la nostalgia.



Calificación


1 comentario:

  1. ¡Hola!
    La autora me gusta un montón, me encantaria leer este libro. Mi favorito es Fangirl ejej
    Besitos

    ResponderEliminar