viernes, 27 de enero de 2017

Reseña "Alicia a través del espejo" — Lewis Carroll

Información 

Titulo Original: Through the Looking-Glass, and What Alice Found There
Autor: Lewis Carroll
Editorial: Alianza Editorial
Género: Infantil Ilustrado, Aventura
Cubierta: Tapa Blanda
ISBN: 9788420651668
Páginas: 256


Sobre el autor 

Lewis Carroll es el seudónimo por el que es conocido en la historia de la literatura Charles Lutwidge Dodgson, escritor británico, conocido sobre todo por su obra "Alicia en el país de las maravillas" y su secuela, "Alicia a través del espejo". 

El 4 de Julio de 1862, según anotaciones del propio Dodgson, él y su amigo, el reverendo Robinson Duckworth, llevaron a las tres hermanas Liddell (Lorina, de trece años, Alice, de diez, y Edith, de ocho) a pasear en barca por el Támesis. El autor improvisó la narración, que entusiasmó a las niñas, especialmente a Alice. Después de la excursión, Alice le pidió que escribiese la historia. Dodgson pasó una noche componiendo el manuscrito, y se lo regaló a Alice Liddell en las Navidades siguientes. El manuscrito se titulaba "Las aventuras subterráneas de Alicia" (Alice's Adventures Under Ground), y estaba ilustrado con dibujos del propio autor. Se especula que la heroína de la obra está basada en Alice Liddell, pero Dodgson negó que el personaje estuviera basado en persona real alguna. 

Sinopsis


Alicia realizará un viaje tras atravesar el espejo que luce en el salón de su casa, para acabar llegando al mundo al revés.

Inmersa en una demencial partida de ajedrez, Alicia debe ir recorriendo casillas y sorteando obstáculos para convertirse en la Reina Alicia.

En el camino se encuentra con unas burlonas flores parlantes, con la Reina Roja que corre a toda velocidad y la Reina Blanca que puede recordar el futuro, así como con el insolente Zanco Panco (Humpty Dumpty) que festeja diariamente su no-cumpleaños, antes de caer con estrépito del muro en el que se haya sentado.


"En primavera, cuando todo está verde
yo ando que me muero por verte.
En verano cuando hace calor
si me miras entenderás mi dolor. 
Y en otoño con las hojas marrones
me inventaré para ti más canciones."  


Opinión 

Tal y como me pasó en "Alicia en el País de las Maravillas", me sorprendieron las continuas diferencias entre los pasajes de los libros y las versiones que Disney nos ha mostrado sobre ellos.

Antes de aventurarme en él me habían comentado que "Alicia en el País de las Maravillas", la versión cinematográfica que Tim Burton dirige en 2010 era una adaptación de la segunda novela, pero no es así en realidad. El primer libro transcurre en Wonderland (el País de las Maravillas) mientras que este se desarrolla en El mundo al revés. Otro de los detalles es que este segundo libro no transcurre con una Alicia adolescente, sino unos pocos años después de su primera aventura, ya que sigue siendo una niña.

Los personajes de esta novela representan una distorsión de los valores del ser humano, una clara muestra de las desviaciones sociales. Aparece además la apología del uso de estupefacientes, algo que no debería escandalizarnos ya que era común el uso del opio en la época de Carroll.

Las Reinas son otro detalle circunstancial. En un principio pensé que la Reina Roja y la Reina de Corazones eran el mismo personaje, pero más tarde comprobé que no es así. Mientras que en el primer libro de Alicia se hace alusión a la baraja inglesa, en este segundo es con el ajedrez. Una diferencia más respecto a la película de Tim Burton es que la protagonista tiene que vencer a la bestia Jabberwoky y aunque en el libro si se le menciona, Alicia no se encuentra con ella.

Tal como dije en la reseña anterior, en "Alicia en el País de las Maravillas", hay ciertos personajes importantes que nos muestran las películas de Disney cuya aparición se desarrollan apenas en el libro, a mi juicio los más importantes son Do-re-mi y Mi-re-do.

En este libro también podemos encontrar algunas analogías pero no tantas como en el anterior. Si bien el ritmo puede ser tomado con mayor rapidez, la inclusión de fragmentos de poesía carente de sentido convierte en tediosa su lectura.


"Alicia a tráves del espejo" me pareció menos divertido, menos profundo, menos fluido que su primer ejemplar, pero no por ello lo voy a etiquetar de pésimo libro. En cualquier caso ha de tomarse como una doble lectura. Primero, una aproximación infantil a un mundo de aventuras y fantasía; mientras que para el lector adulto, ha de ser disfrutada desde el contexto de la época y de su autor.



Calificación


Reseña "Alicia en el País de las Maravillas" — Lewis Carroll

Información 

Titulo Original: Alicia en el País de las Maravillas (Alice in Wonderland)
Autor: Lewis Carroll
Editorial: Luis Vives (Edelvives)
Género: Infantil Ilustrado, Aventura
Cubierta: Tapa Blanda
ISBN: 9788414002162
Páginas: 298



Sobre el autor 

Lewis Carroll es el seudónimo por el que es conocido en la historia de la literatura Charles Lutwidge Dodgson, escritor británico, conocido sobre todo por su obra "Alicia en el país de las maravillas" y su secuela, "Alicia a través del espejo". 

El 4 de Julio de 1862, según anotaciones del propio Dodgson, él y su amigo, el reverendo Robinson Duckworth, llevaron a las tres hermanas Liddell (Lorina, de trece años, Alice, de diez, y Edith, de ocho) a pasear en barca por el Támesis. El autor improvisó la narración, que entusiasmó a las niñas, especialmente a Alice. Después de la excursión, Alice le pidió que escribiese la historia. Dodgson pasó una noche componiendo el manuscrito, y se lo regaló a Alice Liddell en las Navidades siguientes. El manuscrito se titulaba "Las aventuras subterráneas de Alicia" (Alice's Adventures Under Ground), y estaba ilustrado con dibujos del propio autor. Se especula que la heroína de la obra está basada en Alice Liddell, pero Dodgson negó que el personaje estuviera basado en persona real alguna. 

Sinopsis

El cuento de "Alicia en el país de las maravillas" es un clásico de la literatura universal cuyos personajes son entrañables a la mitología y al folklore ingleses. 

Las célebres obras contenidas en este libro están enclavadas en el terreno de lo irracional y del absurdo, son un desesperado intento de unir la lógica al sinsentido. Son trabajos que se mantienen con vida autónoma y ejercen aún viva influencia, como un modo siempre renovado de reflejar el universo, como una forma siempre nueva de humor y, sobre todo, como un intento de encontrar una lógica y una coherencia en aquello que por principio escapa a todas las leyes, lo que de irracional contiene nuestra existencia. 

Alicia... y su secuela, a grandes trazos, pueden ser el intento de creación de un mundo que, estéticamente coherente, logra reflejar el sinsentido del nuestro. 

Opinión 

Estamos ante uno de los clásicos de la literatura infantil y creo que no hay necesidad de hacer un pequeño resumen del libro, ya que estoy más que seguro, que a día de hoy no hay persona sobre la Tierra que no conozca este libro ni sepa sobre qué trata. Doy por hecho que algunos lo leyeron de niños o como el caso de un servidor, que en un principio conocía la historia de oídas y por las adaptaciones de Disney.

Cuando terminé de leer los libros, (dado que continué también la lectura de su secuela, "Alicia a través del espejo", me quedé un poco anonadado, ya que, como es de esperar las adaptaciones siempre suelen modificar un tanto la historia literaria.

La primera entrega de esta serie, presenta a una niña llamada Alicia de no más de diez años (no recuerdo la edad exacta) que vive aventuras en un mundo llamado el País de las Maravillas (Wonderland), y he de admitir que mientras pasaba las páginas cada tanto me preguntaba "¿y donde está "tal" personaje? ¿y "este otro"? Y curiosamente al terminar el primer libro, ¡nunca los encontré! 

No obstante, los personajes más emblemáticos, al menos los que para mi lo son, se pueden encontrar en este entrega, como lo son la Liebre de Marzo, el Sombrerero Loco, el Conejo Blanco y la Reina de Corazones. También aparecen otros personajes, que seguramente no conocerás como la Falsa Tortuga, el Grifo, la Duquesa y algunos otros más.

Otro detalle que me ha gustado, es que TODO tiene un sentido profundo, que seguramente de haberlo leído siendo pequeño, no alcanzaría a comprender. No por esto quiero decir que no sea apropiado para niños, para nada, a lo que me refiero es que un lector, ya de más edad, siempre busca encontrar algo profundo a lo que aferrarse y estos libros, desde luego, no son excepción. 


Citas 

Si no te gustan los spoilers, no leas esta sección y pasa directamente a CALIFICACIÓN. 

"Alicia empezó a sentirse medio dormida y siguió diciéndose como en sueños: «¿Comen murciélagos los gatos? ¿Comen murciélagos los gatos?» Y a veces: «¿Comen gatos los murciélagos?» Porque, como no sabía contestar a ninguna de las dos preguntas, no importaba mucho cual de las dos se formulara." 

"Alicia se daba por lo general muy buenos consejos a sí misma (aunque rara vez los seguía)." 
"¡Supongo que ahora encontraré mi castigo, ahogándome en mis propias lágrimas!"
"Aquí todos estamos locos. Yo estoy loco. Tú estás loca." 
"Todo tiene una moraleja, sólo falta saber encontrarla."


Calificación


miércoles, 25 de enero de 2017

Aniversario 135 de Nacimiento de Virginia Woolf



"Si hay un libro que quiero más que otro - no, no es la Biblia - 
son los poemas de John Keats." 
 Virginia Woolf. 


Tal día como hoy, en 1882, nacía Virginia Woolf, novelista y crítica británica cuya técnica del monólogo interior y estilo poético se consideran entre las contribuciones más importantes a la novela moderna, autora de «La señora Dalloway» y «Al faro», entre otros.

¿Quién no ha oído hablar de Virginia Woolf? Hay cientos de artículos sobre su trabajo y de lo excepcional que era (y sigue siendo) esta autora.

De Virginia Woolf he leído muy poco. Lo primero que leí de ella hará ahora tres años, fue «La señora Dalloway» en clase de Lengua y Literatura Inglesa en la Universidad. Recuerdo en su día haber visto fotografías suyas en las que siempre aparece sin sonreír, y di por hecho, que con toda seguridad, me encontraba ante una mujer seria, fría e inaccesible. Sin embargo, los prejuicios no siempre son corazonadas certeras y la imagen que había creado de ella había sido errónea, hasta tal punto de ser muy diferente de la realidad.

En «Dardos de Papel» se recopilan cartas que ella fue enviando a sus más allegados a lo largo de su vida y gracias a ello pude descubrir el lado más intimo y personal de esta autora. Una mujer cercana, inteligente, ingeniosa, con un gran sentido del humor. Una mujer de carne y hueso, fuerte, pero a la vez frágil con sus dudas y miedos.

Virginia Woolf tenía una mente privilegiada, con un mundo interior muy rico que necesitaba ser plasmado en un papel. Una de las cosas que más me han enternecido es que ella no consideraba sus obras como algo bueno, de ahí que incluso se negaba a dedicárselas a sus amigos más intelectuales ya que pensaba que no merecían estar en sus historias debido a que ellos eran mucho mejores.

Otros dos puntos acerca de Virginia que mencionaré son su inestabilidad emocional y su sexualidad.

Desde muy joven sufrió depresiones (trastorno bipolar) y se puede ver la manifestación de esta enfermedad plasmada en algunos de los fragmentos.

Por otro lado, tenemos la sexualidad de Woolf. Lejos de las opiniones de quienes a priori la etiquetaron de lesbiana, realmente ella era bisexual. En «Dardos de Papel» aparece Vita Sackville-West, una mujer a la que Virginia admiraba profundamente. Las líneas que le dedica son un tanto ambiguas, pero dan a entender que eran amantes y se querían. Sin embargo, también es cierto que el matrimonio entre Leonard y Virginia fue feliz, ya que ambos se amaban. Ya queda en cada uno interpretar lo que considere oportuno tras su lectura, está claro que nunca podremos salir de dudas.

Cuando llegué a su última carta en la que se despide de su marido, antes de dirigirse al río Ouse para poner fin a su vida, y le confiesa que ya no puede más y tiene miedo de enloquecer, me di cuenta de la increíble vida que tuvo esta escritora. Fue una mujer adelantada a su tiempo con una mente brillante que hizo grandes cosas, pero parece que ella, al igual que todos los genios, tendría que seguir un mismo patrón: un final trágico.

Virginia Woolf tuvo una vida muy interesante, y dejó todo un legado literario. No es de extrañar que en 2002 se llevara al cine "Las horas", película dramática de Estados Unidos dirigida por Stephen Daldry y que en sí es una adaptación de la novela homónima de Michael Cunningham, ganadora del Premio Pulitzer en 1999. Nicole Kidman fue la encargada de encarnar a Virginia Wolf, y a día de hoy, solo puedo decir que es una de mis películas preferidas.




viernes, 20 de enero de 2017

A 24 años de la muerte de la mítica Audrey Hepburn.

“Últimamente, cada día se esperaba de Suiza la llegada de una escueta y seca noticia: Audrey Hepburn ha muerto. La actriz, de 63 años, estaba invadida desde hace meses por un cáncer y en el cerco de silencio que le aislaba del mundo, a la espera del final, había un intenso pudor. Deseaba que se le recordase como la princesa rebelde y adolescente de Vacaciones en Roma o con el rostro sin lavar de la florista golfilla del Covent Garden en Myfair lady. No hizo de su deterioro físico un espectáculo. Se fue con la forma discreta de caminar que fue parte de su incomparable elegancia. Si algo puede distinguirla como mujer y como actriz es que supo fundir a una y otra hasta hacerlas indistinguibles”.
Así comienza el obituario que publicaba el País el 20 de enero de 1993, día en Audrey Hepburn murió.

 Y hoy, a 24 años de su muerte he de recalcar que “La verdadera Audrey, la que viajaba a África conmovida por la pobreza y el hambre, la dotada de un encanto sobrenatural, merecería trascender más allá del vestido negro, el cigarrillo con boquilla larga y los diamantes” (Raquel Piñeiro, Vanity Fair ).

Es innegable que Audrey es un ícono que no pasa de moda, ¿pero por qué razón? Es probable que mucha gente que dice admirarla y que tenga un un bolso, una taza o un cuadro con su silueta, no lo sepan con seguridad. Tal vez sólo la admiren por lo que fue su estilo y belleza. Solo basta recordar que fue ella, quien con un especial gusto por el diseño francés, se atrevió a lucir inteligentes looks minimalista de corte parisino junto con exquisitos accesorios que completaban su look muchas veces un tanto angelical como interesante. Pero Audrey fue mucho más que eso y sin duda más que "Desayuno con diamantes".


Audrey, la solidaria.


Los últimos años de su vida estuvieron marcados por su dedicación a causas como el sida y el hambre. En 1992, pocos meses antes de su muerte y ya desahuciada, hizo su último viaje a Somalia a través de UNICEF. De hecho, la organización en su sede de Nueva York levantó una estatua en su nombre el año 2000.

 Incluso la actriz consideraba a la profesión que la hizo famosa mundialmente como algo del pasado y secundario respecto de sus trabajo como embajadora de UNICEF. “Nunca me repondré de lo que he visto allí”, dijo en un discurso público tras regresar de Somalia.

Y así fue, nunca se repuso.
“La actriz se sometió el pasado noviembre, en un hospital de Los Angeles, a una intervención quirúrgica. Le extirparon el foco de su mal, pero este se había extendido de forma irreversible. Audrey Hepburn voló a Europa por última vez y se encerró para siempre en un valle suizo”, decía el mismo obituario.


A 55 años desde el estreno en cine de Breakfast at Tiffany´s, adaptación de la novela de Truman Capote, dirigida por Blake Edwards y protagonizada por George Peppard junto con la icónica Audrey Hepburn.


Moon River en la voz de “Audrey Hepburn”
para Breakfast At Tiffany’s.



Esta es la escena con el soundtrack original de Moon River, la famosa canción producida por Henry Mancini e interpretada en la armoniosa voz de Audrey Hepburn. Es una suave melodía que ha perdurado por más de medio siglo, la que todavía mantiene la emoción y el recuerdo de lo que la actriz transmitía a través de su actuación.

( Fuente: Blah! ; Radio Paula )

¿Qué es en realidad el amor?


¿De donde viene ese sentimiento que nos pone contentos, tiernos y nos hace felices? Resulta casi imposible explicar qué es el amor y qué es lo que lo diferencia de otros sentimientos. Hay cientos de explicaciones, cada científico o psicólogo tiene su explicación. Lo cierto es que el amor es una pura cuestión de sentimientos, que no tiene nada que ver con la razón. Se presenta sin más, no se le puede obligar. Viene y se va como quiere.

Hay muchas clases de amor. Para cada persona el amor significa algo distinto. Los padres aman a sus hijos, los hijos aman a sus padres, los hermanos se aman aunque no siempre se nota), los niños aman a sus abuelos, a sus animales, a sus juguetes, los amigos se aman. El amor es sinónimo de sentimiento cálido, de la voluntad firme de salir en defensa de la persona amada y estar con ella pase lo que pase. Cuando se ama así, uno se siente protegido, está contento y se siente feliz. 

La palabra amor tiene además otro significado a partir de la adolescencia: ese amor se desarrolla tanto en personas de diferente sexo como del mismo. Nuevo y determinante en ese amor es la sexualidad. Incluso aunque una pareja no quiera acostarse juntos inmediatamente, entre los dos se da algo que es valorado especialmente. Esa clase de amor, por lo general, comienza por el enamoramiento -una especie de explosión originaria del amor-, una situación muy especial y muy feliz a la que viene unido el acuciante deseo de que se realicen todos los sueños. Es una sensación tal que uno puede estar dando saltos de alegría sin parar.

La primera experiencia de estos sentimientos amorosos, en la mayoría de los casos, consiste en un entusiasmo desbordado. Comenzamos a entusiasmarnos por una persona a la que incluso no conocemos o sólo de vista, un cantante, un profesor, la hermana de un amigo o una chica de la clase de al lado. Podemos pasarnos horas enteras imaginando cómo sería estar con esa persona. Soñamos en cómo sería besarse con ella, cómo hacerle el amor. Es decir, con este entusiasmo y nuestros sueños estamos practicando para cuando se presente la verdadera situación. Incluso más tarde, cuando estemos enamorado de alguien, seguiremos soñando de alguna manera esa película. Algo totalmente normal y que puede ser muy bonito. 

Cuando dos personas se enamoran verdaderamente la una de la otra, de tanta "música celestial" se encuentran como en el limbo. Están absolutamente hechizadas la una por la otra. Todo contacto, por insignificante que sea, se convierte en una sacudida cósmica. Los enamorados se entregan mutuamente y se encuentran recíprocamente como seres únicos. Se miran a los ojos durante horas, olvidándose de cuanto les rodea. No oyen ni ven nada que no sean ellos. Esto no es distinto en los chicos que en las chicas. Sin embargo, a los chicos no les gusta admitir ante sus amigos que realmente les ha dado la flecha.

Naturalmente, esa situación, por lo general, no dura mucho. En un momento determinado, en todas las parejas regresa el cada día, algo que puede ser la señal de partida para un gran amor, pero también el principio del fin. Y es bueno que sea así, ya que tenemos que conocernos y conocer mejor al otro, porque también el amor necesita ser aprendido. Por eso, puede suceder que nos sintamos enamorado de dos o más personas a la vez, porque no de todo enamoramiento resulta algo. Bien mirado, las personas con las que uno se siente a gusto no abundan, aunque de alguna de esas relaciones puede que se desarrollen verdaderos lazos de amistad.

Con relativa frecuencia, en esas relaciones, uno de los dos está mas enamorado que el otro. Y duele comprobar que el amor no es correspondido con la misma intensidad, algo que es válido tanto para quien esté enamorado de nosotros como a la inversa. Por lo que es importante que nos impongamos como regla el principio de no jugar con el amor de otra persona, no pisas sus sentimientos, no vengarnos en ella por el mal que te haya hecho antes alguien. Hay que ser sincero como sea posible y evitar herir al otro. A la larga, un comportamiento así resultará positivo.


jueves, 19 de enero de 2017

Aniversario 208 de Nacimiento de Edgar Allan Poe


"Me convertí en un loco con intervalos de horrible cordura." 
 Edgar Allan Poe. 


Tal día como hoy, en 1809, nacía Edgar Allan Poe, uno de los grandes maestros del relato de terror, autor de «El cuervo» y «El gato negro», entre otros.


miércoles, 18 de enero de 2017

La perfección va de la mano de la autodestrucción

Aspirar a la perfección es el principio de tu propia autodestrucción. Lo que está claro es que el orden te satisface porque logras convencerte de que tienes poder sobre algo, pero si el universo es más grande y hay caos, donde estamos incluidos nosotros, ¿por qué buscar el control?

Nada te dará mayor placer que encontrar entre el desorden algo que dabas por perdido, aunque evidentemente, también defiendo que cuando tienes poco tiempo, guiarte en él colma tu paciencia y te desespera, agriando tu carácter cuando si hubiera estado prefijado, te habría ahorrado todo aquello. 


Y en cuanto a personas, es bueno ser ambicioso siempre y cuando no te exija pisar a otro, pero no determines lo que haces en tu vida cada dia desde que amanece hasta que te acueste, da un margen de improvisación o te convertirás en un robot. También recuerda que nada es eterno y que si te acostumbras algo, una vez que no está, tu dependencia a ello te desquicia... poniendo en juego otros aspectos que si tienes sumisos.

La pizca de la alegría es despertar y no esperar nada, todo a largo plazo, no a corto, con la esperanza de ser sorprendido con pequeños detalles, que quizá te demuestren que vas en mal camino como te habías empeñado en prefijarte aunque obviamente sin perder la cabeza y recordar el mañana... está ahi, llegarás, pero tampoco te ciñas, te emperres ni te obsesiones con exclusivamente ello.