domingo, 19 de marzo de 2017

Book Tag #2: Hábitos de lectura

¡Hola lanzadores!

Hoy os traigo otro Book Tag, y aunque no he sido nominado por ningún blog, me ha apetecido hacerlo y dejarlo por aquí.

En esta ocasión se trata de "Hábitos de lectura", que sencillamente se basa en contestar una serie de preguntas relacionadas con nuestras preferencias lectoras.

Espero que os guste y os animéis a hacerlo.



1. ¿Tienes un sitio concreto para leer?

Normalmente lo hago en casa. en mi cuarto recostado en la cama o en el salón, en este caso, en el cómodo sofá. Siempre leo en un sitio de los dos. Cuando estoy en el salón, no me importa tener compañía siempre que no me interrumpa. 

2. ¿Utilizas separador de páginas o usas un trozo de papel?

Lo primero que tenga a mano. Cuando me compro un libro y estoy fuera de casa, a veces no viene con separador de regalo, asi que utilizo el billete del tren, una servilleta del bar de la estación de autobuses. Nunca he roto un folio en blanco para darle ese propósito, solo lo he hecho si es de apuntes que he pasado ya a limpio y no me sirve. Ya en casa, pues si que le busco un separador y se lo adjudico, y en ocasiones lo dejo en la pagina donde haya algo que me guste o que sea significativo para mi. Y ahí se queda incluso después de haber leído el libro.

3. ¿Puedes dejar de leer en páginas aleatorias o siempre acabas el capítulo?

Soy muy maniático con este tema. Siempre dejo de leer cuando acabo un capítulo, pongo el separador y hasta la próxima ocasión que lo retome. Naturalmente si llaman por teléfono o al timbre de casa y estoy solo leyendo o me interrumpen para algo (bajar la basura, sacar o echar de comer al perro, poner la mesa), dejo el separador donde me quedo y una vez cumplida la labor en cuestión, retomo la lectura hasta que finalizo el capítulo. Jamás los dejo a medias los capítulos, vamos.

4. ¿Bebes o comes mientras lees?

No me gusta hacerlo por si mancho el libro. Diría que no lo hago, pero admito que cuando estoy en la estación de tren o la del bus, fuera de casa, vamos, si que leo con un refresco al lado y bien alejado para evitar que impregne con la humedad del vaso o de la lata, y con cuidado por si accidente lo derramo. Pero comer, nunca.

5. ¿Música o televisión mientras lees?

Ni una cosa ni otra. Silencio y concentración. Estoy inmerso en el mundo de la historia que estoy leyendo, toda mi atención está puesta en el libro y no quiero salir de ahí hasta llegado el momento. Con ruido, ya sea música o el sonido de la televisión, me entorpecería y seguramente pasara por alto partes significativas e importantes, me costaría entender o comprender pasajes y por supuesto, podría desmotivarme o causarme pereza hasta tal punto de desistir en la lectura.

6. ¿Un libro o varios al mismo tiempo?

Un libro. Lo empiezo y lo termino, o lo dejo aparcado si me aburre o no me satisface, pero una vez que hago eso, inicio otro sin regreso al primero. No me gusta mezclar historias ni universos, aunque sean de la misma temática. Si estoy en Barcelona con Flanagan investigando un caso, no puedo estar en Hogwarts practicando magia al rato y luego regresar a España para retomar mi labor detectivesca. Flanagan se enfrentaría al colacuerno húngaro y Lord Voldemort habría escrito la carta porno a la directora del instituto.  

7. ¿Lees en casa o en cualquier lugar?

No puedo estar a diario en casa las veinticuatro horas, tengo que ir a clase o al trabajo, por lo que siempre me llevo un buen libro mientras espero el bus o el tren en la estación. Incluso en mis horas libres leo en la cafetería de la facultad, si no hay mucha gente ni demasiado ruido. Afortunadamente no suele darse el caso, y tampoco los voy a echar de allí jaja Lo que está claro es que como en casa, en ningún sitio.

8. ¿Leer en voz alta o para ti?

Siempre para mi. No le encuentro sentido leer un libro para mi, ¿para qué? Leer mentalmente, es más rápido y sencillo. Solo leo en voz alta cuando estudio para retener conceptos y datos importantes.

9. ¿Sueles doblar el lateral cuando abres un libro o intentas mantenerlo como nuevo??

Jamás osaría a doblar una página de un libro. Eso es como un sacrilegio, es estropearlo. Un libro es un tesoro, por lo que durante y tras la lectura intento mantenerlo como recién comprado. Lo respeto mucho. 

10. ¿Escribes en tus libros?

Lo que se dice escribir en los márgenes y tal, NO. Pero admito que si no tengo un post-it a mano, subrayo las frases con un lapicero de color que no esté la punta muy afilada, y suavemente, normalmente marrón o naranja. Eso si son dos parrafos, si es más, pongo un linea vertical en lo que abarca. Tal vez sea una costumbre fea, pero si hay algo que me llame la atención o me llegue hondo, no puedo pasar página para luego olvidar donde lo descubrí y no regresar para analizarlo. 

11. ¿Te mareas leyendo en el coche?

Pues si. En coche o en autobús, soy incapaz de leer. Pero ni libros físicos ni navegar con internet desde el móvil.

12. ¿Te saltas páginas?

Admito que sí. Pero no siempre, que conste. Si el autor empieza a meter paja y me desespera, pues me salto partes, rara vez páginas y páginas porque puede ocurrir algo determinante, crucial o significativo que si paso por alto me pase factura más adelante por no haberlo tenido en cuenta.

13. ¿Prestas tus libros?

No. Y no es que sea codicioso o egoísta con ellos, solo que de la experiencia se aprende que puedes dar con gente que no respeta lo ajeno y que tiene muy poca vergüenza. He prestado libros y no me los han devuelto, incluso hay quien dice que sí lo ha hecho ya y algunos que ya lo harán pero ese día no llega. Por lo que he tenido que volver a comprármelos.
Y ya ni hablar los que me devuelven el libro en un estado deplorable, totalmente diferente a como fueron entregados por mi: manchas, páginas con esquinas dobladas, partes subrayadas, esquinas de la pasta excesivamente dadas de sí, etc... 


Y con esto y un bizcocho, hasta mañana a las ocho. No voy a nominar a ningún blog, si os gusta no dudéis en realizar el book tag, aunque me encantaría que comentarais para luego pasarme a curiosear vuestras respuestas y conoceros un poco más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada